TOXINA BOTULÍNICA

Rejuvenece al instante borrando las arrugas de expresión

 

¿EN QUÉ CONSISTE?

 

La toxina botulínica es una neurotoxina elaborada por una bacteria denominada Clostridium botulinum. Su función principal es la de paralizar el musculo impidiendo su contracción.
La capacidad que posee la toxina botulínica es producir parálisis muscular y se aprovecha para usarla como medicamento en el tratamiento de ciertas enfermedades neurológicas y como producto cosmético para tratamiento estético de las arrugas faciales.

 

 

ZONAS A TRATAR

Frente / Entrecejo / Patas de Gallo

 

La primera aplicación clínica de la infiltración local de toxina botulínica se realizó en 1977 como tratamiento corrector del estrabismo, una patología oftalmológica caracterizada por la hiperactividad de los músculos encargados de movilizar el globo ocular. Desde entonces, su uso se ha extendido no solo en el ámbito de la medicina sino también en el de la estética, ya que tras la aplicación de la toxina a nivel medico se aprecia una notable mejoría de las arrugas de expresión.

Aunque es una toxina, realmente a nivel estético se aplica una dosis diluida y la paralización que produce va a estar relacionada con la cantidad de producto que se aplique, normalmente se aconseja aplicar una pequeña cantidad en una primera sesión y después citar para una revisión a los 15 días y así valorar si es necesario volver a aplicar.

Es un tratamiento ideal para tratar arrugas de expresión, ya que son las producidas por una excesiva y continua contracción muscular.

¿Para qué está indicado?
Esta indicado tanto en hombres como en mujeres y no hay una edad especifica en la que tendríamos que aplicarla, se aconseja su aplicación cuando por nuestros gestos y expresiones diarios provocamos la aparición de las arrugas.

Su efecto relaja el movimiento de los músculos, minimizando las arrugas si son marcadas, eliminándolas si son suaves e incluso se pueden prevenir las arrugas.

El Botox tiene indicaciones únicamente en el tercio superior de la cara:
• Frente y entrecejo: es un tipo de arruga dinámica, producida por la mímica facial (por la luz, al enfadarnos…) por la contracción del músculo conjugador. Para tratar esta arruga se utilizan microinyecciones de toxina botulínica (Botox), consiguiendo atenuar esta arruga y dependiendo de la profundidad de la misma, hasta eliminarla.
• Patas de gallo: son arrugas dinámicas producidas al sonreír, al llorar… (por la contracción del musculo orbicular del ojo) esta arruga se trata con toxina botulínica (Botox) que produce una parálisis temporal de este músculo, consiguiendo atenuar estas arrugas y provocando así un efecto iluminador de la mirada.

El tratamiento en cabina se trata de aplicar la toxina con una aguja extra fina justo en el  músculo que nos provoca la contracción excesiva y el marcado de la indeseable arruga, actúa inhibiendo por relajación el movimiento muscular. Con este efecto se pretende que desaparezcan las arrugas y por tanto proporcionar un aspecto más juvenil en la piel.


Diagnóstico
 

 

Requiere un diagnóstico previo al tratamiento.


Duración del
Tratamiento/Sesión


Consultar


Sensación


El tratamiento en cabina es muy sencillo, al finalizar la sesión podemos continuar con vida normal sin marcas ni secuelas, no requiere aplicar anestésicos.


Efectos y
Resultados


Los resultados se empiezan a notar a partir de los 7 dias aproximadamente.

Tiene una duración aproximada de 6 meses, después tendríamos que volver a aplicarla.

LA GESTA - ClÍnica Médico Estética
Pérez de la Sala, 37 - 1o

33007 OVIEDO
Tel.: 984 180 984
Reg.Sanitario: C.2.1/6040

LA GESTA - Nails. Look. Beauty.
Plaza La Gesta, 3.

33007 OVIEDO
Tel.: 984 180 984 

LA GESTA - ClÍnica Médico Estética
Las Camelias, 26.

36202 VIGO
Tel.: 986 113 191
Reg.Sanitario: C-36-002717