Se dice que las manos y los pies son el espejo del alma, por ello, no podemos dejar de cuidarlos en ningún momento. En este post, hablaremos de la pedicura, una técnica milenaria que no solo nos trae beneficios estéticos sino también para tu salud.

Con la llegada del buen tiempo, siempre apetece sacar las sandalias del zapatero y con ellas, presumir de pies perfectos al aire libre. Por ello, siempre recurrimos a las pedicuras de última hora. Esta acción de belleza no solo debería de realizarse en la temporada de verano, también es fundamental llevarla a cabo a menudo durante el resto del año.

Beneficios de la pedicura

¿Sabías que una buena pedicura ayuda a prevenir muchas enfermedades o problemas en los pies? Pues sí, la pedicura no debe de hacer por estética,está técnica es recomendable para evitar que salgan rozaduras, juanetes, hongos o uñas encarnadas.

Como curiosidad, esta técnica nace hace más de 4000 años en Egipto, ya que la población egipcia solía darle mucha importancia al aspecto de sus pies, dado que era símbolo de distinción y pertenencia a la alta sociedad. Estos ya eran conscientes de la importancia de este tratamiento.

Pero para realizar una buena pedicura, hay que contar con las herramientas adecuadas para ello y por supuesto que nos los realice un profesional cualificado y especializado.

Dentro de la rama de la pedicura podemos hablar de varios tipos, siempre a gusto del consumidor y del resultado final que este busque.

A continuación, vamos a hablaros de los beneficios que tiene la pedicura spa, esta rama de la pedicura la que se encarga de ofrecer un tratamiento intensivo para cuidar de nuestro pie de forma profunda. No solo se centra en mejorar su apariencia sino, también, en aportar tratamientos relajantes que mejoran el flujo sanguíneo, relaja los músculos y se renueven los tejidos.

¿QUÉ SE SUELE HACER EN UNA PEDICURA SPA?

Se suelen realizar baños de sales aromáticas y aceites esenciales que le aportan nutrientes y grandes beneficios a la piel de esta zona. Los aceites aportan efectos sedantes a nuestro cuerpo y, por tanto, conseguirán mejorar la circulación, destensar y conseguir que, después del tratamiento, el pie esté como nuevo. Dentro de los aceites más usados por los pedicuristas destacan los de lavanda, menta o geranio debido a que tienen propiedades relajantes y aromáticas.

Durante este tratamiento también se exfolia la piel de la zona para reducir cualquier célula o piel muerta y, además, se consigue remover toda la suciedad apostando por un pie completamente limpio y libre de bacterias. Este procedimiento también consigue reducir las manchas que podamos tener en la zona, así como mejorar los callos, si es que se tienen.

En la pedicura spa también se suelen practicar masajes relajantes en los pies elaborados con aceites esenciales que, también, tienen como objetivo eliminar las tensiones acumuladas, mejorar la circulación y drenar la retención de líquidos que pueda haber en la zona.

Diferencias entre pedicura estándar y la SPA

Ahora que ya sabes qué es la pedicura spa vamos a descubrirte las diferencias básicas respecto a la pedicura normal para que entiendas por qué debes también darles un respiro a tus pies con este tratamiento.

– La pedicura estándar:  se centra en tratar las cutículas, limar, limpiar y pintar las uñas
– La pedicura spa: también incluye este tratamiento, pero, además, incluye otros pensados para mejorar la salud del pie.
– La pedicura estándar puede considerarse, básicamente, un tratamiento de belleza, en cambio, el spa, está más bien considerada un tratamiento de bienestar que consigue mejorar la salud del pie, activar la circulación y reducir las tensiones.

 

Si necesitas ayuda o consejo puedes llamar o enviar un mensaje a nuestras clínicas. En LA GESTA estudiamos cada caso de forma personalizada para ofrecer al cliente la solución idónea.

Abrir chat