Queremos compartir con vosotros un tratamiento reductor corporal que te va a ayudar a reducir la grasa localizada y a perder esos centímetros de más que tanto te molestan.

HIFU, un tratamiento que utiliza tecnología de ultrasonidos.

 

Los ultrasonidos HIFU son unos de los más potentes que existen en el mercado y son ultrasonidos focalizados de alta intensidad que actúan sobre la grasa produciendo un efecto termo-mecánico que destruye el tejido graso subcutáneo que después el cuerpo eliminará naturalmente, con lo que se consiguen efectos reductores desde la primera sesión.

Trabajan sobre la piel liberando calor y tienen una presión controlada, de manera que las células adiposas no tienen capacidad de resisitir las vibraciones a esta temperatura y se rompen con facilidad. Después, la grasa se va eliminando poco a poco a través del organismo con lo que conseguimos reducir centímetros y celulitis.
Este tratamiento puede utilizar en distintas zonas de corporal como piernas, cartucheras, flancos…

Para finalizar la sesión, realizamos una sesión de presoterapia con un programa drenante. Con esto potenciamos los efectos del tratamiento al trabajar directamente sobre las células que acabamos de destruir con los ultrasonidos HIFU.

Este tratamiento es totalmente seguro y no invasivo. Cada sesión del tratamiento dura aproximadamente de 50 a 60 minutos, lo que corresponde a 500 disparos por zona aproximadamente.

Los resultados del tratamiento son visibles desde la primera sesión:

• Menos hinchazón.
• Sensación de ligereza.
• Reduce la celulitis y la piel de naranja.
• Reducción del contorno corporal.

 

Para que los efectos sean duraderos, es importante seguir las siguientes pautas los días posteriores al tratamiento:

 

• Beber agua antes y después del tratamiento. Es importante porque te ayudará a expulsar la grasa que hemos movilizado.
• Practicar ejercicio varias veces en semana, ya sean ejercicios cardiovasculares como andar, bicicleta o correr o plataformas vibratorias, electroestimulación con chaleco…
• Cuidar tu alimentación: elimina los azúcares, harinas, grasas saturas y bebidas carbonatadas de tu dieta y sustitúyelos por frutas, verduras, pescado y carnes magras. Intenta tomar verduras diuréticas como la piña, endivias, espárragos o alcachofas.
• Entre horas también puedes beber té azul o té de algas, te ayudará a eliminar líquidos y toxinas.

 

Esta técnica es totalmente compatible con otras y se puede combinar con masajes drenantes manuales, presoterapia, radiofrecuencia, ondas focalizadas o mesoterapia corporal.

 

 

Si quieres información sobre el tratamiento HIFU corporal haz click en el siguiente botón o infórmate en nuestra clínica. En LA GESTA estudiamos cada caso de forma personalizada para ofrecer al cliente la solución idónea.
Edición: Noelia García del Pozo / Carolina Castillo Aranzazu
1
×
Hola, bienvenido a Clínica La Gesta, ¿en qué puedo ayudarte?