ÁCIDO HIALURÓNICO

Devuelve a tu rostro la luminosidad perdida con el paso del tiempo

 

¿EN QUÉ CONSISTE?

La característica principal del ácido hialurónico es la capacidad que tiene de atraer, captar, absorber y retener el agua, de ahí que, como en el caso de la piel, una gran proporción de ácido hialurónico, nos dará un mayor aspecto de hidratación y juventud.

 

ZONAS A TRATAR

Rostro

ÁCIDO HIALURÓNICO

Los rellenos de Ácido Hialurónico son uno de los tratamientos más demandados hoy en día en medicina estética, es un servicio rápido y cuyos resultados se aprecian en el momento.

El Ácido Hialurónico es una sustancia producida naturalmente por el organismo y  presente en la piel (dermis), con lo cual en muy contadas ocasiones podría llegar a ocasionar reacciones adversas.

Con el proceso de envejecimiento, el ácido hialurónico de nuestra piel se degrada y además el organismo disminuye su capacidad de reponerlo, con lo cual la cantidad de ácido hialurónico presente en la piel va disminiyendo, perdiendo así la estructura del rostro, del contorno y la aparición de arrugas estáticas que dan a la cara una apariencia envejecida y cansada.

 

¿Para quién está indicado?

Es un tratamiento que nos permite amplias posibilidades ya que se puede adminsitrar en diferentes concentraciones y tratamientos.

Gracias a sus múltiples y distintos tratamientos que podemos hacer con el ácido hialurónico, podemos devolver a nuestros pacientes, esa hidratación, luminosidad, volumen y forma que han perdido con el paso del tiempo, debido al envejecimiento y a la falta de cuidado ó por factores externos como una elevada exposición solar (sin su debida protección).


Diagnóstico
 

 

Requiere un diagnóstico previo al tratamiento.


Duración del
Tratamiento/Sesión


La aplicación es muy sencilla y rápida, se aplica previamente un poco de anestésico para minimizar las molestias.


Sensación


Una vez finalizada la sesión podría quedar una pequeña inflamación dependiendo de la zona donde hagamos la aplicación.


Efectos y
Resultados


Los resultados empezamos a notarlos ya desde el momento de la aplicación.

Tiene una duración aproximada de 1 año aunque va a variar según la capacidad de regeneración que tenga cada cuerpo.